Haizea GARCÍA FERNÁNDEZ
Alumna del curso GACI
Estudiante de Marketing (UNAV)
Bizkaia (ESPAÑA)

Mi estudio durante el Curso de Gestión Aduanera y Comercio Internacional me ha permitido adquirir una serie de conceptos, políticas y prácticas que constituyen los cimientos de la economía global. Desde la política aduanera hasta la gestión de regímenes aduaneros, he explorado diversas áreas interconectadas que ejercen un impacto directo en el comercio de mercancías a nivel internacional.

Asimismo, he aprendido sobre los diferentes Incoterms, que son términos internacionales de comercio utilizados para definir las responsabilidades del vendedor y el comprador en el proceso de transporte de mercancías. Por ejemplo, el término FOB (Free On Board) indica que la responsabilidad del vendedor termina cuando las mercancías son cargadas en un buque en el puerto de origen. A partir de ese momento, el comprador asume la responsabilidad del transporte y los riesgos asociados. Estos términos son esenciales para prevenir malentendidos y conflictos en la cadena de suministro, ya que establecen claramente quién es responsable de los costos, riesgos y procedimientos en cada etapa de la transacción.

Cada Incoterm se adapta a diferentes situaciones y preferencias comerciales, lo que permite una gestión más eficiente y efectiva del comercio internacional.

El manejo efectivo del comercio internacional demanda una comprensión profunda de los procedimientos aduaneros y las regulaciones específicas de cada país. Estos procedimientos son fundamentales para regular el movimiento de mercancías, asegurar el cumplimiento de acuerdos internacionales y evitar actividades ilegales. La precisión en la documentación y el respaldo de un representante aduanero autorizado son elementos indispensables para simplificar este proceso.

En definitiva, he aprendido una visión integral de la gestión del comercio internacional. En un mundo donde los mercados globales evolucionan constantemente, la comprensión y aplicación de estas prácticas y políticas se torna esencial para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece el comercio internacional. Esto no solo permite un flujo eficiente de mercancías a nivel global, sino que también promueve relaciones comerciales sólidas y exitosas entre países y empresas, lo que contribuye a una economía mundial más sólida.

Más información: