En 2023 se transportaron 2,3 millones de TEU, superando el anterior máximo histórico en un 37%. Además, en lo que va del año (entre enero y abril) ya se han entregado más de 1 millón de TEU, significando un aumento de casi el 80% en comparación con el máximo alcanzado en años anteriores.

Por otra parte, desde el comienzo de 2023 (entre enero y abril), la flota de buques portacontenedores se ha ampliado en casi 1 millón de TEU y la cartera de pedidos de nuevas construcciones de buques para ser entregados en 2024 ya supera los 2 millones de TEU.

Con lo anterior, parece que el transporte marítimo mundial de contenedores está contribuyendo a mantener el comercio mundial en movimiento y sin sobresaltos.

No obstante, debido al desvío de buques a través del Cabo de Buena Esperanza tras los ataques de los hutíes en el Mar Rojo se estima que, se necesitaría entre un 10% y un 20% más de capacidad para gestionar debidamente el necesario comercio mundial de contenedores.